abril 03, 2009

Las mil y una lucha....

En el estudio de televisión, Ignacio Márquez se encontraba frente a la cámara, a través de sus manos y gestos con la ayuda de un intérprete hablaba de la necesidad de que las personas aprendieran la lengua de señas, mencionaba que esta seria una forma de combatir las barreras lingüísticas que se generan, además de ser un medio eficaz para poder impulsar una educación con mayor calidad para ellos.

Después de algunos minutos la entrevista termina, mientras salen de las instalaciones del canal Ignacio y Elizeth Grigalva quien también es sorda, comentan detalles sobre el diplomado de señas que pronto iniciarán, se despiden y comentan que tienen prisa pues los espera un grupo de alumnos que estudian la primaria y secundaria abierta. Al mismo tiempo en otro lugar de la ciudad, Javier Suarez se encuentra en el escenario de un teatro, ensaya junto con parte de su equipo para un show que presentarán. - levanten mas las manos, y después impulsen su cuerpo hacia la otra dirección- les dice a algunos sordos a través de señas, quienes también se encuentran sobre el escenario haciendo los mismos movimientos, la sala está completamente vacía, pero ellos sueñan que un gran público los observa.

La lucha constante les ha permitido lograr lo que tienen, cada día, cada lucha, cada sueño realizado es un paso más en el camino…

En otro lugar en la ciudad, en la sala de su casa, Bety observa sus libros de texto de educación abierta que suele usar cuando va a estudiar con los demás sordos. Ella sabe que en ese momento todos están allá, esta triste, ella no puede ir.
Su mamá le habla, ella hace un esfuerzo por entender lo que dicen sus labios, observa los movimientos que hace con la mano y entonces le responde con una seña y oralizando un poco para decir que se encuentra bien. Su mamá está preocupada por ella, y muy molesta… Una semana atrás, después que Bety regresaba a su casa de la escuela, un chofer se molestó cuando ella le mostró su tarjeta de discapacidad, era la única persona sobre el camión. Subir a un camión a una persona con discapacidad resulta molesto para algunos choferes de autobuses en esta ciudad, pues significa que ganarán menos. Cuando ella quería bajar, fue a la puerta de atrás y presionó el timbré. No sabía si se había activado, pues no escucha, y el camión no contaba con una luz que le permitiera darse cuenta si se h
abía activado. Lo presionó unas veces más, el chofer manejaba bruscamente, sin haberse detenido aun, abrió las puertas y freno. Ella cayó por las escaleras quedando inconsciente en el suelo. Estuvo casi una hora sin recobrar el sentido, su brazo quedó muy lastimado.

Hay mucho trabajo que hacer, a muchas personas que sensibilizar y aunque la comunidad sorda esta trabajando mucho, aun se requiere la ayuda de muchas personas.

Sabemos que no estamos solos, y seguramente tú, quien está leyendo esto, estas consciente de esa realidad. Gracias por el apoyo que directa o indirectamente nos has dado; al intentar decirnos lo que no oímos, o por asistir a alguno de nuestros eventos, por ser amable con nosotros, por respetarnos o hablar de nosotros positivamente a otras personas. Muchos temas siguen en la mesa, pero mientras existan personas como Ignacio, Elizeth y Javier, dispuestas a seguir trabajando, por seguirse enfrentando a quien sea necesario para realizar los sueños, sin duda seguiremos avanzando. Intégrate a nuestro mundo, tú también podrías contribuir.

NOTA: La comunidad sorda se reúne todos los viernes en el Café de Volada de 6:30 en adelante, el cual se encuentra en el centro comercial que esta junto al Santuario en la zona centro. Esquina de Calle Floresta y Juárez. Estas cordialmente invitado.

Redacción Señarte

No hay comentarios.:

Entradas populares

Name:
Email Address:

Click here to create your own form.

L S M

Algunos videos

Loading...